LondonSpanish

Por favor, hábleme de usted…

Lo que os vengo a contar hoy, o quizás debería decir “les vengo a contar”, no es un chiste ni una broma, aunque pueda parecerlo. Un trabajador de un centro de llamadas se pone en contacto con un cliente. Comienza a dirigirse a él tuteándole y el cliente, irritado por la descortesía, le dice: “Por favor, hábleme de usted”. El telefonista responde: “Me llamo Diego, me gusta el deporte…”

¿Qué ha fallado aquí? El idioma es el mismo, pero los hispanohablantes pertenecen a diferentes áreas geográficas, por lo que sus pautas culturales son diferentes.

Ésta fue una de las principales conclusiones de la mesa redonda que tuvo lugar el pasado jueves 25 de marzo en el Instituto Cervantes en Londres y que tenía como eje central de discusión el español que nos une y nos diferencia. El evento se enmarca dentro de los actos conmemorativos que la sede londinense del Cervantes ha programado para este año por el bicentenario de las independencias latinoamericanas.

El aparente chiste del comienzo de este post lo planteó Rosina Márquez-Reiter, de la Universidad de Surrey. Uruguaya de nacimiento, Rosina trabaja actualmente en un proyecto sobre la comunicación entre los hispanohablantes, lo que le permitió exponer éste y otros ejemplos reales de los fallos que se pueden originar en la comunicación entre personas que comparten el mismo idioma, pero que pertenecen a diferentes áreas geográficas.

Desde el otro lado del charco, se encontraba en la mesa Francisco Moreno, actual director académico del Instituto Cervantes desde 2008, quien aseguró que la oposición entre el español peninsular y el latinoamericano “hay que ponerla, por lo menos, en cuarentena. Los mismos rasgos que se encuentran en Latinoamérica pueden encontrarse también en España. En algunas regiones españolas se sesea, se habla de ustedes en vez de vosotros…”.

Ambos expertos se mostraron de acuerdo en romper con la aparente homogeneidad del español a ambos lados del Atlántico y en celebrar, en cambio, la diversidad de nuestra lengua.

Entre broma y broma, coincidieron en la importancia que adquiere la situación concreta en la que se plantee la comunicación para evitar las distorsiones comunicativas. “Pese a ciertas diferencias, éstas pueden ser rescatadas por medio del contexto. Cuando las pautas culturales en el uso del idioma son diferentes, se generan los malentendidos y surgen los problemas de estereotipos”, explicó Rosina.

Por favor, háblame de tú o hábleme de usted… Dos formas de comunicarse, dos contextos seguramente diferentes, pero una misma lengua… Una lengua que compartimos más de 450 millones de personas y que nos une y nos diferencia.

Por favor, ¡celebrémoslo!

March 30, 2010 Posted by | Curiosidades, Instituto Cervantes en Londres | Leave a comment

Laughing over lemons

Chris Stewart

 WE DON’T do stand-up comedy at the Instituto Cervantes, we don’t even do sit-down comedy very often, but last night’s audience with Chris Stewart of ‘Driving Over Lemons’ fame was the funniest evening LondonSpanish has had for some time.

Chris proved he is just as witty a speaker as he is a writer, and another packed house was soon laughing along as he recounted his latest adventures and embarrassments in the Alpujarras.

Like the rest of Andalusia, the area has seen rainfall of epic proportions in the past few months, and Chris told how a flood swept away one of its many ham-curing houses. Locals gathered downstream hoping to salvage some of the contents as they were washed up – only to find the meat had been smashed away by the torrent and just bones remained.

As Chris would later point out, mountain people are a little, um, different.

Then there was the notoriously scheming olive oil miller known as Señor Once Huevos. “No-one knows if it’s because he rips you off (one egg short of a dozen) or because he’s just got a lot of balls.”

With regular guest Professor Paul Preston once again in fine form as interviewer, the jokes came thick and fast.

And did you hear the one about the drummer who quit Genesis shortly before they became one of the biggest bands of the 1970s, then worked as a sheep-shearer before becoming a father, farmer and “bumbling incompetent” in southern Spain? Well, he sold a million copies of his first book and has since written a few more bestsellers. Makes us think there’s hope yet for LondonSpanish.

 Driving Over Lemons

In between the funny business Chris also made some serious points on the Alpujarras, Andalusia and Spain as a whole, in particular the changes he’s seen in the 21 years since he moved to his home in the mountains.

On the downside, some local traditions such as the village matanza or pig-killing are dying out because of new laws and the fact that the isolated Alpujarras area has caught up the rest of Spain.

Better news is that the appalling poverty that afflicted the region in the 1940s and 1950s has all but gone, even if that does mean Chris now has trouble parking his car in town because hardly anyone goes by donkey any more.

And even though he’s firmly in favour of the EU, he admits: “One of the reasons for going to Spain 20 years ago was to experience a bit of the anarchism that has kept going in Spain longer than in other places. Now the EU is chasing it away.”

Chris’s visit brought to a close the Instituto’s trilogy of talks by British writers who live in Spain, but the theme of British chroniclers continues with a debate on how the UK media views Spain on April 8, followed on April 28 by a look at the work of women writers and artists who travelled to Spain in the 19th Century.

And despite having said that we don’t often do comedy, LondonSpanish is already looking forward to June 9 and a round-table talk on what makes Spanish speakers laugh on both sides of the Atlantic. Our old friend Ignacio Durán from the Mexican Embassy is due to be among the guests, so we’re guaranteed an entertaining evening . . .

If you missed any of the audiences with Chris Stewart or other recent Instituto Cervantes guests Michael Jacobs and Jason Webster, and you fancy having a listen to their conversations with Prof Preston, these are now available on the library’s new podcast.

March 19, 2010 Posted by | Books, poetry and theatre, Instituto Cervantes en Londres | 3 Comments

Cuando la ficción supera la realidad…

Suele decirse que la realidad supera la ficción… ¿Pero cuál sería el producto si invertimos los factores? Veamos. Tan sólo un 3,3 por ciento de los largometrajes producidos en España el año pasado tuvieron visibilidad en Gran Bretaña. O lo que es lo mismo con datos concretos, de las 180 películas españolas que se produjeron en 2009, únicamente seis llegaron a Reino Unido.

Dicho esto, nadie necesita saber de números para apreciar una tremenda alteración en el resultado final: las numerosas producciones de ficción españolas no consiguen una  visibilidad real de la misma magnitud fuera de las fronteras que las ven nacer.

¿Los ingleses no van al cine? No, esa no es la cuestión. De hecho, la cuota de pantalla en Reino Unido es de un 40 por ciento frente un escaso 11 por ciento en España. Entonces, ¿cuál es el problema? ¿Sólo Almodóvar y Amenábar saben hacer cine en España?

En cualquier caso, todos estos datos los dieron a conocer a principios de mes en el Instituto Cervantes en Londres Diego Rodríguez y Pablo Caballero, responsables de un estudio sobre las relaciones del cine con el público y de un proyecto a través del cual tratan de hacer llegar el cine español a donde apenas tiene penetración.

Como tal es el caso de Londres, ambos acudieron al Cervantes a primeros de mes para inaugurar el ciclo de cine Spanish Cinema on the Road. Cada viernes de marzo, el centro proyecta una de esas películas que han obtenido mínimas cuotas de pantalla o que ni siquiera han traspasado fronteras, si bien su calidad ha sido premiada en varias ocasiones.

La comedia 8 Citas fue la que dio comienzo al ciclo el pasado 5 de marzo. Estrenada en 2008 en España y dirigida por Peris Romano y Rodrigo Sorogoyen. Entre sus protagonistas aparecen actores y actrices bien conocidos en la pantalla española, como Fernando Tejero, Belén Rueda, Verónica Echegui y Jordi Vilches, quienes encarnan diferentes visiones del sentimiento más universal, el amor. 8 momentos, 8 citas, 8 claves…

El pasado viernes, el ciclo de cine cambió de género con Retorno a Hansala, un drama a cerca de uno de los tristes fenómenos sociales actuales, la inmigración. Una patera naufraga en las proximidades a Algeciras. Doce cadáveres aparecen en la playa de Rota y uno de ellos encierra en su puño un papel con un número. Es el teléfono de su hermana, que vive en España.

La historia que se desarrolla después es el argumento de esta película, que se balancea entre lo documental y la ficción. Se estrenó en España en 2008 y está dirigida por Chus Rodríguez. Fue nominada en tres categorías en los Goya de 2009 y ganó el Premio Especial del Jurado en la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) en 2008.

Este viernes 19 de marzo es el turno de La Vergüenza, un drama del director David Planell estrenado el año pasado en España y protagonizado por Alberto San Juan y Marta Aledo. La historia es, en principio, simple. Una pareja adopta a un niño de Perú con mucha ilusión, pero después de un año todo se ha complicado y han tomado una difícil decisión: devolver al pequeño antes de que acabe con su matrimonio.

Este largometraje fue el gran triunfador en el Festival de Málaga de Cine Español en 2009, cuando se llevó la Biznaga de Oro a la mejor película y al mejor guión. Obtuvo además también una nominación a los Goya ese mismo año.

Un thriller es el encargado de clausurar el ciclo, 25 kilates, el último viernes de marzo, día 26. El filme está dirigido por Patxi Amescua y protagonizado por Francesc Garrido, Aida Folch, Manuel Morón, Héctor Colomé y María Lanau, entre otros. Se estrenó también el año pasado en España y cuenta la historia de una variopinta fauna de delincuentes en la jungla del asfalto, la gran ciudad. Hartos de la vida que llevan, están deseando dar un gran golpe.

Todas las películas se proyectan en el Instituto Cervantes en Londres a las 17:30 horas de cada día señalado. Se emiten en español con subtítulos en inglés y la entrada es gratuita.  Desde aquí animo a todos a hacer visible lo invisible y a no permitir que la ficción supere a la realidad, al tiempo que disfrutáis de unas horas de entretenimiento con algunas de las últimas producciones españolas. Las cuatro seleccionadas son “muy buenas y han sido reconocidas y premiadas, pero apenas han gozado de visibilidad”, como señaló Diego Rodríguez en la inauguración del ciclo en el Cervantes.

March 16, 2010 Posted by | Curiosidades, Film, Instituto Cervantes en Londres | Leave a comment

Un viaje hacia España a través del flamenco del Ronnie Scott´s bar

Una guitarra, unas palmas, unos botines, una voz desgarradora y un tablao formado con tablas pegadas con cinta aislante encima de la más típica moqueta inglesa. Poco más hizo falta el mes pasado para transportarme a la España más racial desde el mismo corazón de Londres, en pleno Soho. El medio de transporte, el Ronnie Scott´s Bar, uno de los clubs de jazz más antiguos de todo el mundo, que organiza cada primer domingo de mes un espectáculo de flamenco, España On Fire.

Desde el momento en el que crucé la entrada del bar sentí que ya no estaba en Londres. Acostumbrada ya a la rigurosa educación de los ingleses, me sorprendí al abrir la puerta de la planta de arriba del club (donde es el espectáculo) y ver un montón de gente sentada en el suelo enmoquetado, con sus cervecitas y sus copas de vino escuchando una voz y una guitarra de lo más española. 

No es nada nuevo que el flamenco no entiende de nacionalidades a la hora de gustar, pero en esta ocasión pude comprobarlo por mí misma. El público era de lo más variopinto. Abundaban los españoles, sí, pero podían apreciarse rasgos de diversas culturas, desde británicos, orientales hasta nacionalidades africanas. Todos ellos, absortos ante la apasionada energía que los artistas españoles brindaban a sus ojos.

Poco a poco, tras observar todo esto y gracias a un pequeño descanso, pude inmiscuirme en el ambiente y formar parte de ese grupo sentado en la moqueta. Una bailaora me atrapó entre sus pies y me hipnotizó con su traje rojo y sus volantes tan andaluces. Lástima que sólo nos deleitase con unos minutos de su baile, porque realmente podría haber pasado horas mirándola sin parpadear.

La noche, que comenzó a las 19:30 horas y se prolongó durante cuatro horas, fue progresivamente transformándose en un ambiente más festivo, en el que el público comenzó a formar parte del espectáculo. El último grupo que actuó animó a todos los que estábamos allí a levantarnos y bailar al son de sus canciones, que se alejaban un tanto del flamenco tradicional y se acercaban más a la música actual del sur de España.

Si vives en Londres y añoras la fiesta hispana, o si no eres español pero te gusta el flamenco, no puedes perderte la oportunidad de disfrutar de una noche de lo más española en un ambiente multicultural. La entrada no es cara, 5 libras, pero deberás rascarte un pelín el bolsillo si quieres tomar algo. Aunque, realmente, merece la pena… Es un viaje hacia España al son del cante y el baile flamenco en el mismo centro de la capital británica.

March 5, 2010 Posted by | Bars, restaurants and clubs, Music and flamenco | Leave a comment

Estereotipos, luego España

“Los estereotipos existen. No puedes decir que el flamenco y los toros no existen. Dan parte de la clave para poder entender España. No puedes ignorarlos”. Así de tajante se mostró el pasado jueves 25 de febrero el cronista británico Jason Webster en una conferencia en el Instituto Cervantes en Londres cuando el moderador, Paul Preston, profesor de la London School of Economics, le preguntó a cerca del uso de tópicos en sus obras.

Evidentemente, el flamenco y los toros existen en España, nadie lo puede negar. Pero, yo soy española, no sé bailar flamenco y no me gustan los toros, ¿implica entonces eso una contradicción?

Por supuesto que no se pueden ignorar, pero tampoco se pueden elevar a la máxima expresión de una cultura y minimizar de esa forma el conjunto de la sociedad española.

No digo con ello que Webster lo hiciera o lo haya hecho, sino que lógicamente, las claves para entender la cultura española no se resumen a toros y flamenco. No es ninguna novedad señalar que la actividad taurina en particular no es devoción de todos los españoles y que el asunto divide a la sociedad entre los que se muestran en contra y los que lo defienden como un arte.

Por tanto, entender España desde una perspectiva tipificada es entender sólo una parte de España y no su totalidad, por lo que podría concluirse que los tópicos simplifican, pero no resumen.

En cualquier caso, el escritor reconoció que escribir “es una actividad subjetiva personal” y se declaró “amante profundo de España, es un sentimiento que he tenido desde que era joven”. Fue esto lo que le llevó, tras finalizar sus estudios de Historia del Mundo Árabe e Islámica en Oxford, a trasladarse a tierras hispanas.

Actualmente vive con su familia en una masía en Castellón y ha escrito cuatro libros sobre España, entre ellos, el conocido y exitoso Duende: A journey in search of flamenco y Andalus: Unlocking the Secret of Moorish Spain.

March 1, 2010 Posted by | Books, poetry and theatre, Instituto Cervantes en Londres | Leave a comment